Portada » Prensa » 07/12/2001

 

 Prensa
::::RECORTE DE PRENSA:::::::::::::::::::::::::::...........

Viernes, 7 de diciembre de 2001

LA GACETA DE LOS NEGOCIOS

El Gobierno pone límites presupuestarios al exceso de empleo interino.

Por Enrique Morales.
Las plazas deberán convocarse en un año. Los presupuestos fijarán la dotación para este personal y siempre tendrá prioridad el funcionario de carrera.

Madrid. El Gobierno ha decidido poner freno al descontrol del empleo interino en la Administración, que en Educación y en Sanidad oscila entre el 30% y el 35% del total de personal. En la sanidad pública hay empleados que llevan ocupando de forma interina una plaza más de 15 años y la media de tiempo que se desempeña un empleo de forma provisional llega a los ocho años. Una enmienda del Partido Popular, aprobada por el Senado, modifica totalmente la redacción del artículo 5, apartado 2, de la Ley de Funcionarios Civiles del Estado para dejar en manos de los Presupuestos de cada año la dotación para personal interino en la Administración. Hasta ahora, la ley se limitaba a alegar necesidades de urgencia y necesidad para cubrir los puestos de funcionarios de carrera con personal interino, lo que ha provocado un abuso de esta forma de contratación. Además, la modificación en el Senado puntualiza que el nombramiento debe ser legal y que los funcionarios de carrera siempre tendrán prioridad para cubrir los puestos vacantes. Razones de cese. Las limitaciones al empleo interino también se constatan por la aparición de cuatro razones de cese. En primer lugar, se suspenderá el puesto de interino cuando aparezca un funcionario de carrera, que por alguno de los sistemas de provisión previstos, pueda sustituirle. En segundo lugar, será posible el cese cuando se extinga el derecho a la reserva del puesto de trabajo del funcionario sustituido. Un tercera circunstancia que motivará el cese será cuando existan causas sobrevenidas para que la plaza pueda ser amortizada. Por último, la Administración se adjudica la última palabra para provocar el cese y será ésta la que decida finalmente si aún existen las causas - de necesidad y urgencia-que motivaron la cobertura de la plaza de forma interina. La enmienda aprobada prevé también la obligatoriedad de que las plazas interinas se convoquen para su cobertura indefinida en un plazo máximo de un año. La excepción está en las plazas ocupadas por interinos para sustituir a funcionarios con derecho a reserva de puestos de trabajo. En un principio, la intención del Grupo Popular era que las plazas de interinos fuesen convocadas en un máximo de dos años e introducir una enmienda en el Estatuto de la Función Pública - ver LA GACETA del 21-3-2001-. Está propuesta fue bien recibida por los sindicatos, que también manifestaron que debería ser más ambiciosa y que el plazo debería ser reducido a la mitad. Finalmente, parece que los grupos han recogido reivindicación sindical. Desde el Gobierno se justifica la enmienda en la mayor concreción de las causas del nombramiento de este personal y en la necesidad de que se produzca el ceses cuando desaparezcan las causas de la cobertura del puesto de forma interina.
Copyright 2001. Grupo Negocios de Ediciones y Publicaciones.

[inicio]