PORTADA | Historia | Geografía | Arte | Revista | Foro | CLUBMH

PORTADA

DIRECTORIO

Historia
Geografía
Historia Arte
Informática
Internet
GuíaWeb

REVISTA [MH]

Dossier
Actualidad
Biografía
Galería
La obra
Las Webs

PARTICIPA

Foro debate
Club mh
Concurso
Encuestas

AUTORWEB

Contacta
Paco Romero
 

VISITAS

Revista [mH]

Revista de las Ciencias Sociales en internet

Esta en: PortadaDossierDossier 02

[Última] [Dossier] [Actualidad] [Biografía] [Galería] [La obra] [La Web]
  SUMARIO
La Cuba anterior a la Revolución..
El Triunfo de la Revolución.
Los Protagonistas de la Revolución.
El Gobierno de Fidel Castro.
Para saber más....

LA REVOLUCIÓN DEL CUBANA

La Cuba anterior a la Revolución
DESDE LA INDEPENDENCIA HASTA LA DICTADURA DE BATISTA

GUERRA DE LA INDEPENDENCIA.

En 1892 José Martí (1853.1895), un intelectual cubano exiliado en EE.UU., funda el Partido Revolucionario de Cuba, que unió a las distintas fuerzas cubanas que luchaban por la independencia.

La segunda Guerra de la independencia se inicia en 1895. Sus principales figuras fueron el propio José Martí, que murió en combate, Máximo Gómez y Antonio Maceo (que habían destacado en la anterior Guerra independentista).

El recrudecimiento de la guerra obligó a España a enviar refuerzos, pero la situación estaba ya fuera de control, y Gómez y Maceo extendieron la guerra de este a oeste consiguiendo la progresiva liberación de la isla. España envía al general Weyler, dotado con poderes extraordinarios.

EE.UU. envió el buque MAINE, para proteger a los ciudadanos y propiedades norteamericanas en la isla. El 15 de febrero de 1898 el Maine explotó de forma misteriosa, causando la muerte de 250 marines. EE.UU. acusó a España de la tragedia y, con el apoyo de la opinión pública de su país, intervino en la guerra. El 3 de julio la Armada estadounidense derrotó a la flota española.

[Desembarco americano en Daiquiri]

El 10 de diciembre de 1898 se firma el Tratado de París entre España y Estados Unidos, poniendo fin al imperio español. El 1 de enero de 1899 el gobernador español, Jiménez y Castellanos, entregaba las llaves de La Habana al general John Brooke. A partir de ese momento el destino de Cuba pasó a depender de Estados Unidos.

CONTROL ESTADOUNIDENSE

El general Máximo Gómez apeló al pueblo cubano para que limitara al mínimo el tiempo de la ocupación de Estados Unidos, que duró cuatro años. El objetivo de la acción norteamericana era, por una parte, restablecer y extender los intereses económicos de Estados Unidos y, por otra, preparar la anexión política. El primer objetivo fue alcanzado rápidamente: el resultado de la acción norteamericana fue una agravación del tratado colonial dado a la producción cubana. Cuatro años después de iniciarse la ocupación, la American tobacco company controlaba el 90% del tabaco exportado por Cuba. En cuanto al azúcar, la producción, que pasó de 1.000.000 de toneladas a 300.000 a causa de la guerra, volvió a alcanzar 800.000 toneladas en 1902; pero muchos propietarios cubanos tuvieron que vender sus tierras y sus "centrales" a los norteamericanos. En 1903, del 7 al 10% del territorio cubano era propiedad de éstos. La United fruit company había comprado 70.000 hectáreas en el nordeste de la isla e instalado dos grandes centrales, Mc Cam sugar refinery y Gramercy sugar refinery.

El sistema aduanero acentuó la ruina de los productores cubanos. Estados Unidos obtuvo el licenciamiento del ejército mambí en condiciones parecidas a las de un ejército vencido; propuso conceder un empréstito a la asamblea rebelde, pero el general Máximo Gómez, incorruptible, puso en duda la honestidad de la operación y fue destituido, con lo que los norteamericanos alcanzaron su objetivo: la ruptura entre los responsables de la revolución. El 16 de junio de 1900 el pueblo cubano fue llamado a votar una constitución para cumplir el deseo norteamericano de legalizar su situación; pero sólo 110.816 votaron, siendo 150.648 los que tenían derecho a voto y 1.572.000 los cubanos censados. A pesar del fraude electoral, resultaron elegidos para la asamblea algunos dirigentes de la guerra de independencia.

La constitución votada fue formalmente democrática e instituía el sufragio universal. El gobernador Wood encargó también a la asamblea que definiese las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, pero el senado norteamericano se adelantó votando la enmienda Platt, que establecía el control de Estados Unidos sobre los tratados firmados por Cuba, limitaba el derecho de Cuba a contratar empréstitos exteriores, y concedía a Estados Unidos el derecho a intervenir militarmente en la isla en el caso que se juzgara que existía peligro para las vidas, la propiedad y la libertad; finalmente, posibilitaba la cesión de bases carboníferas o navales en el litoral cubano (la base de Guantánamo y la isla de Pinos). Los cubanos manifestaron su desagrado en la asamblea y en las calles ante esta enmienda (incluida en la constitución); Juan Gualberto Gómez llevó a término una vigorosa oposición, pero algunos políticos cubanos jugaron de nuevo la carta "anexionista". Wood presentó el dilema: aceptar la enmienda Platt o perpetuar la ocupación militar norteamericana, y la asamblea aceptó la enmienda por 15 votos contra 11 y 5 abstenciones.

El primer presidente de la república de Cuba, Tomás Estrada Palma, fue elegido para el período 1902-1906 y el general Wood le entregó el poder el 20 de mayo de 1902. La reelección de Estrada en 1906 desató una insurrección; Estrada Palma requirió la intervención norteamericana y el presidente Theodore Roosevelt envió a Taft y Bacon para intentar encontrar una solución. Taft asumió el cargo de gobernador en setiembre; posteriormente fue sustituido por Magoon, quien preparó una ley electoral, cuya elaboración fue encomendada a una comisión consultiva compuesta por nueve cubanos y tres norteamericanos, presidida por el coronel Crowder. A las elecciones presidenciales se presentaron José Miguel Gómez, líder de los liberales, y el general Mario García Menocal, del partido conservador (antes moderado). Resultó elegido Gómez, que tomó posesión el 25 de enero de 1909, con lo que se puso fin a la segunda intervención norteamericana en los asuntos internos de Cuba, aunque Estados Unidos volvió a intervenir en 1912 para dominar una insurrección de los negros.

Al terminar su mandato, Gómez apoyó al candidato conservador Mario García Menocal, estableciéndose la costumbre de que los presidentes salientes impusieran sus sucesores. García Menocal fue presidente durante dos períodos (20 mayo 1913-20 mayo 1921). Una enmienda a la constitución (1919) prohibió la reelección para el período inmediatamente posterior.

En 1920, se había iniciado un proceso de crisis económica, como contrapartida a la prosperidad creada por la primera guerra mundial: el precio del azúcar bajó de 23 centavos a 2, ocasionando una cadena de ruina y quiebras. Estados Unidos se aprovechó del caos económico para adquirir a bajo precio 23.000 km², la quinta parte de la superficie total de Cuba; el paro creció vertiginosamente, mientras aumentaba la inmigración de negros de Jamaica y de Haití. La intervención económica de Estados Unidos en la industria y la agricultura cubanas supeditó Cuba a los intereses norteamericanos. En 1921, fue elegido presidente el liberal Alfredo Zayas, aunque el general Crowder fue el verdadero jefe del estado.

DE LA DICTUDURA DE MACHADO A LA DE BATISTA

Ante el intento de Zayas de presentarse a la reelección, reaccionó la oposición, entre cuyas fuerzas descolló la Asociación de veteranos y patriotas, que en un manifiesto dirigido al país en agosto de 1923 reclamó la independencia del poder judicial, la reforma del código penal, y la concesión del sufragio a la mujer. A pesar de las medidas coactivas empleadas por Zayas, el movimiento insurreccional estalló en abril de 1924: fue reducido con energía, y Zayas se alió con el general Gerardo Machado, estableciéndose la alianza entre los partidos liberal y popular, para enfrentarse a García Menocal en las elecciones presidenciales. En éstas resultó elegido Machado, que inició su mandato el 20 de mayo de 1925. Su lema "Agua, caminos y escuelas" constituía la contrapartida que suelen buscar las dictaduras para disimular su autoritarismo político. El presidente Machado visitó en abril de 1927 Washington, con objeto de cancelar la enmienda Platt, pero no logró este objetivo; estableció relaciones con España, y firmó con ella un tratado comercial.

JOSÉ MARTÍ

1853-95

Nació en La Habana, hijo de padres españoles. Ya en la escuela secundaria participó en actividades independentistas, que causaron su deportación en 1868 y su exilio en 1878, tras el cual vivió en Estados Unidos, España, México, Guatemala y Venezuela. Como ensayista y periodista, Martí se distinguió por su enérgico estilo. Asimismo, fue un poeta modernista.
 
CRONOLOGÍA
1895-98 Reanudación de la lucha independentista encabezada por José Martín.
1898 Explosión del buque de guerra MAINE
1899 Tratado de París, pone fin al dominio español y principio del estadounidense.
1901 Primera Constitución. En la que se incluye la enmienda Platt.
1902 Se produce la Independencia oficial de Cuba.
1906 Intervención de los marines estadounidenses, que controlaron Cuba hasta 1909.
1907 Fundación del Partido de Color Independiente, que defendía la igualdad entre blancos y negros.
1910-20 Boom urbanístico de La Habana.
1925 Gerardo Machado se convierte en presidente.
1925 Fundación del Partido Comunista de Cuba.
1929 Crisis económica.
1933 Machado huye a las Bahamas.
1934 Comienza un periodo con una serie de presidentes dirigidos por el sargento del Ejército cubano Fulgencio Batista.
1940-44 Una coalición de fuerzas permite a Fulgencio Batista alcanzar la presidencia.
1952 Golpe de Estado de Fulgencio Batista.
1953-59 La Revolución Cubana.
 
ENMIENDA PLATT

1901

El Senado de Estados Unidos aprueba la "Enmienda Platt" para incluirla en la Primera Constitución Cubana. Con ella autorizaba a los norteamericanos a implantar bases militares en territorio cubano. Además prohibía a Cuba a firmar cualquier tratado o recibir cualquier préstamo sin la autorización del gobierno de Washington. Y, por último, permitía la intervención militar cuando viese peligrar "las vidas, propiedades o libertades individuales" en Cuba.
 
GERARDO MACHADO Y MORALES

1871-1939

Político cubano, presidente de la República (1925-1933). Sirvió como general durante la guerra de Independencia cubana (1895-1898) contra el dominio español y más tarde se convirtió en un destacado hombre de negocios. Miembro del Partido Liberal, en 1912 fundó el Partido Popular; la coalición de ambos grupos en 1924 propició su elección como presidente de Cuba al año siguiente, con un programa que prometía numerosas reformas. Fue reelegido en 1928 y trató de mejorar la economía, sin demasiado éxito, mediante proyectos de obras públicas, financiados con préstamos extranjeros. Su poder, tras una reforma de la Constitución que reforzó el ejecutivo, se hizo cada vez más dictatorial. La crisis económica (1929) incrementó su impopularidad. La revolución que tuvo lugar en 1931 y estuvo encabezada por dirigentes de la oposición fue brutalmente reprimida, iniciándose así una época de terror. En agosto de 1933, una huelga general promovida por el Partido Comunista, la pérdida del apoyo del Ejército, y la presión ejercida por el gobierno estadounidense del presidente Franklin D. Roosevelt, obligaron a Machado a exiliarse.
 
FULGENCIO BATISTA

1901-1973

Nació en Banes, se alistó en el Ejército en 1921 y en 1933 dirigió el golpe de Estado que derrocó al presidente Carlos Manuel de Céspedes. Durante el primer régimen del presidente Ramón Grau San Martín, Batista se convirtió en jefe supremo del Ejército y, como tal, se hizo con el control del gobierno cubano; en 1934 obligó a Grau a dimitir. Batista controló el poder efectivo del país a través de varios presidentes, en cuyas elecciones y destituciones influyó decisivamente, hasta su elección como tal en 1940. Durante los cuatro años de su primer mandato llevó a cabo varias reformas sociales, sin embargo, en 1944, el candidato que él había elegido para la presidencia fue derrotado por Grau, y durante los ocho años siguientes Batista permaneció en un segundo plano. En 1952 apartó del poder al presidente Carlos Prío Socarrás mediante un golpe militar, asumió las jefaturas del Estado y del Ejército y suspendió la Constitución; fue ratificado en el cargo mediante unas elecciones fraudulentas celebradas en 1954. Sus excesos dictatoriales, apoyados por Estados Unidos, cuyos intereses económicos en Cuba protegió, provocaron diversos levantamientos, que culminaron con la Revolución dirigida por Fidel Castro, quien finalmente derrocó al gobierno de Batista el 1 de enero de 1959. Batista pasó el resto de su vida en el exilio y murió en España.

En 1928, se reformó la constitución, dando más fuerza al poder ejecutivo. Por el tratado Hay-Quesada (13 marzo 1925), Estados Unidos renunció a la posesión de la isla de los Pinos, que se incorporó a Cuba. Cumplido su mandato, Machado fue reelegido el 1 de noviembre de 1928. A fin de intentar resolver la crisis económica, se adoptó una política de austeridad que no compaginaba con la corrupción administrativa general. Ante el recrudecimiento de la represión por una parte, y el debilitamiento de las fuerzas de la dictadura por otra, la oposición oficial se armó y en agosto de 1931 estalló una rebelión, que fracasó totalmente. No obstante, el precedente sentado posibilitó que el Directorio estudiantil universitario continuara en su empeño insurreccional. Se formó una sociedad secreta, llamada ABC, cuya actuación tuvo un carácter terrorista, de amplitud aumentada continuamente, y la OCRR (Organización celular radical revolucionaria), y se constituyó en Nueva York una Junta revolucionaria. Las fuerzas populares, después de asegurarse que la nueva administración norteamericana (Franklin Delano Roosevelt) no apoyaría a Machado, se lanzaron a la acción para derrocarle. Una huelga general, dirigida por el Partido comunista, culminó este proceso y Machado se vio obligado a exiliarse.

Durante un tiempo, Carlos Manuel de Céspedes ocupó el gobierno provisional (agosto 1933-setiembre 1933), hasta que el 5 de setiembre se produjo un movimiento militar, dirigido por el sargento Fulgencio Batista, que instaló a Ramón Grau San Martín en el poder (10 setiembre 1933-16 enero 1934). Ante el cambio de gobierno y la confusa situación creada, Estados Unidos envió un crucero y tres acorazados, como primer aviso, y poco después algunas unidades navales y varias escuadrillas de aviones, a la vez que los portavoces oficiales de Washington recordaban su derecho a intervenir en las cuestiones internas de Cuba. Algunos oficiales depuestos por la insurrección se hicieron fuertes en un hotel de La Habana, donde se libró una dura batalla hasta conseguir su rendición. Poco después, los elementos radicales del ABC se apoderaron de gran parte de los edificios públicos de la capital; la rebelión finalizó cuando las fuerzas gubernamentales ocuparon la ciudad de Santa Clara, que había sido tomada por los comunistas.

A fin de dominar la situación, Grau San Martín se dispuso a distribuir las tierras confiscadas a los nacionalistas,y convocó elecciones para una asamblea constituyente, que se celebrarían en abril de 1934. Pero, al negarse Estados Unidos a reconocer la nueva situación, Batista pasó la presidencia a Carlos Mendieta (17 enero 1934-12 diciembre 1935). Los campesinos fueron expulsados de las fincas rústicas que habían invadido y se anuló la nacionalización de la compañía cubana de electricidad, decretada por Grau San Martín.

Al regresar del exilio, Grau aunó a la oposición y se incrementó la lucha. El 12 de junio de 1934 se adoptó una nueva constitución. Interinamente ocupó la presidencia José A. Barnet (12 diciembre 1935-20 mayo 1936), y en las elecciones de enero de 1936 resultó elegido presidente Miguel Mariano Gómez (20 mayo 1936-24 diciembre 1936), quien dio una amnistía para los presos y los exiliados políticos, y adoptó una legislación social. Se firmó un nuevo tratado con Estados Unidos, sustituyendo al de 1903, y se anuló la enmienda Platt.

En diciembre de 1936, el congreso, a instancias de Batista, destituyó a Gómez, que fue sustituido por el vicepresidente Federico Laredo Bru. Batista, candidato de la coalición socialista-democrática, fue elegido presidente e inauguró su mandato el 10 de octubre de 1940. El 8 de junio de 1940 se aprobó una nueva constitución, que introdujo en la práctica política cubana un semiparlamentarismo; el presidente era elegido por sufragio universal para un período de cuatro años. Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos se deterioraron en 1939, lo que afectó duramente a la industria azucarera, aunque el nuevo tratado firmado (27 diciembre 1939) mejoró la situación, al restablecer el sistema de cuotas para la industria azucarera. Durante el primer mandato de Batista, Cuba cooperó con los aliados y declaró la guerra a Japón, Alemania e Italia. En junio de 1944, apoyado por los liberales demócratas y popularsocialistas, fue elegido presidente Ramón Grau San Martín (1944-1948). Le sucedió Carlos Prío Socarrás (elegido el 1 de junio de 1948), quien llevó a cabo una decidida política anticomunista; luchó vigorosamente contra la inflación, fundó el Banco nacional y organizó los tribunales laborales. El 10 de marzo de 1952 fue derribado por un golpe militar dirigido por Batista, quien asumió la jefatura del estado e instauró una férrea dictadura.

[Última] [Dossier] [Actualidad] [Biografía] [Galería] [La obra] [La Web]

autor@mashistoria.com  
Resolución 800x600 [^] INICIO MÁShistoria.com